viernes, abril 10, 2009

La famosa crisis global

Bien. Como acabo de anunciar en un comentario, una vez cerrado el ciclo inicial de este blog me apetece seguir con otros temas que también me hacen comerme mucho el coco últimamente.

Hoy día parece que no se habla de otra cosa que de la famosa crisis mundial del capitalismo, que está teniendo efectos reales y directos sobre muchos de nosotros (entre los que me incluyo) y que también es una gran oportunidad para cambiar profundamente muchos de los cimientos que sostienen la sociedad tal como la entendemos en este momento.

Pues a mí me ha dado por leer y pensar mucho sobre este tema, del que se escriben auténticos ríos de tinta. Y la mayoría de lo que leo no me termina de convencer. Tengo la impresión de que prácticamente todos los que hablan sobre este tema lo hacen con anteojeras puestas, cada uno tiene sus parámetros ideológicos y sólo son capaces de ver lo que encaja en sus esquemas previamente construidos (me refiero tanto a los de unos bandos como los de otros). Pero yo soy de la opinión de que la situación actual se sale de todos los esquemas que hemos manejado hasta ahora. Y hace falta mucho valor para abrir los ojos y atreverse a imaginar algo muy distinto.

Sí que he llegado a leer ideas alternativas que me han impactado, como por ejemplo las que plantea la gente de Attac o la Red Renta Básica. Pero a menudo me resultan sus planteamientos muy técnicos y complejos de entender, sobre todo para la gente no entendida en economía.

Además, no conozco casi nadie que plantee abiertamente un punto que para mí es clave y que me intriga mucho desde que leí a John Kenneth Galbraith en su libro "La sociedad Opulenta": el problema del consumismo, es decir, que en vez de producir para satisfacer unas necesidades, tengamos que crear necesidades para poder producir.

En éstas, que el otro día leí este artículo:

Todo lo que usted quiere saber sobre el origen de esta crisis pero teme no entenderlo (Walden Bello)

Es la primera vez que leo a alguien atreverse a hablar con tanta claridad de la crisis, y de incluir en ello lo que llama "sobreproducción", de una forma sencilla y fácil de entender. Tal como lo explica, para mí queda claro que este punto es la raíz de la situación económica actual y la auténtica causa profunda de que esta crisis no se haya podido evitar y de que no le veamos salida.

El artículo me ha gustó tanto porque conecta con muchos de los pensamientos que llevo dando vueltas en mi coco desde hace tiempo, y que aquí veo plasmados de forma clara y con una estructura que me gusta. Por eso me apetece reescribirlo a mi manera. O sea, contar más o menos lo mismo, pero con mis palabras y añadiendo algún detalle importante.

En la parte que yo he añadido, soy consciente de que he incurrido en algunas simplificaciones muy agresivas. Pero creo de verdad que aunque suprimo algunos detalles importantes, no estoy traicionando el espíritu del fondo.

Aunque lo escribí todo seguido, he pensado que partirlo en varios trozos puede facilitar su lectura, ya que el formato blog que he elegido es más dado a artículos cortos que a grandes y profundos textos. Así que sé que este blog mío es bastante atípico, a ver qué os parece la forma de organizarlo. Recomiendo pinchar en un punto, leerlo y luego darle a volver atrás en el navegador para volver a este índice y acceder al siguiente.

1. Economía: algunas definiciones.
2. La historia de la crisis actual.
3. La reestructuración neoliberal.
4. La globalización.
5. La financierizacion.
6. De las punto com a la burbuja inmobiliaria.
7. ¿Y ahora qué?

P.D. mientras publicaba esto me he encontrado con un libro que explica de forma también muy contundente y sencillita la parte de la financierización de la economía y de las burbujas: "La crisis financiera. Guía para entenderla y explicarla".

1 comentario:

Elbereth dijo...

Volviendo a mi anterior comentario, me gustaría precisar algunas cuestiones sobre mis planteamientos actuales que no son tan derrotistas como pudiera desprenderse, tal vez, de mi comentario anterior:

No es que no crea en la posibilidad de "soluciones" , mas bien, salidas de este "paradigma capitalista" que una vez mas, entra en crisis (ya entró varias veces a lo largo de su corta historia en la gestión de la economía).

Muy por el contrario, no he abandonado mi fé en la posibilidad de mejorar la catastrófica situación que mantiene en la pobreza absoluta a millones de personas en el mundo, y por eso he elegido trabajar en la parcela que me toca en pos de la lucha contra la pobreza.

Lo que quiero señalar es que no creo en teorías globales, por varias razones.

¿Has pensado en que buscar una "teoría global" es una forma de pensamiento que en realidad está enraizada mas de lo que nos figuramos en el mismo paradigma conceptual que ha llevado a la famosa globalización?

No es lo mismo actuar en el mundo occidental que en el mundo subdesarrollado y tal vez lo que tendríamos que buscar es soluciones diferentes para situaciones diferentes también.

Hay muchas otras posibilidades que sopesar que no son solo las salidas de los grupos que apuntas. Está el llamado "comercio justo" que tiene sus puntos de interés, y el "reparto equitativo de los beneficios derivados de los recursos genéticos", cuya piratería es la base de la multimillonaria industria farmacéutica mundial que acapara mas riqueza que las fluctuaciones financieras bancarias.

Soluciones podemos encontrar muchas y buenas, pero para mi entender, el problema está en la falta de fiabilidad de los seres humanos que son al fin y al cabo los que pueden poner en práctica esas teorías.

Y he comprobado, por propia experiencia, y coincido en ello con un post de decondicionamiento que tu recomendaste hace días, de meskalito, que los ensayos de otro tipo de asociaciones humanas mas justas y equitativas, chocan una y otra vez con avenidas neuronales ya transitadas, en las que una y otra vez se instala ela comportamiento cavernícola de la lucha por el poder. Resumida la teoria en "marica el ultimo" y "el que venga después, que arree". Los grupos comunitarios, pretendidamente libertarios y asamblearios, acaban asumiendo el liderazgo del "más fuerte" que somete a los demás que se convierten en acólitos aborregados, siendo mas fácil recurrir a esas viejas formas de comportamiento, que ejercer la auténtica libertad individual de pensar y actuar por nosotros mismos..

Una y otra vez los grupos fracasan por la ambición de poder, por el dirigismo del más fuerte sobre el débil, por las manipulaciones encubiertas que sorben el "seso" y también el "sexo" sin que los "pardillos" se den cuenta...

Y eso proviene de la falta de análisis que tenemos de nosotros mismos, de conocernos y conocer a los demás. A veces es más fácil seguir a un líder que ejercer el propio liderazgo. A veces es más fácil seguir a un hombre o a una mujer que nos doran la píldora diciendonos que somos dios y a cambio encarcelando nuestra alma, nuestra libertad que luchar por el verdadero amor y renunciar a lo fácil. A veces es más fácil consentir a los hijos que marcar el propio territorio basandonos en el respeto al otro/a...y podría seguir pero no se trata de ser exhaustiva.

Donde fallan las teorías es precisamente el quid de la cuestión: el miedo a la libertad, a la integridad personal, que diria Fromm. Es más fácil seguir a la masa, no destacar, ser sumisos al grupo, no plantear problemas, ser´dóciles, y así ser reconocidos y admitidos por el grupo.

Ahí es donde los humanos venden su alma, como Mefistófeles al diablo. Buscando la aceptación de los demás, nos perdemos aceptarnos y conocernos a nosotros mismos.

Ya me dí cuenta hace tiempo que sin el conocimiento de mí misma, la observación hasta las profundidades del mar abisal que son nuestras emociones y comportamientos mas condicionados de lo que creemos, el "decondicionamiento" de esas estructuras mentales, emocionales y conductuales, es imposible ningún cambio socio-económico. Y así fallaron todas las revoluciones habidas y por haber.

El miedo es el principal condicionante de la libertad, y muchas veces, por no atrevernos a hurgar en nuestros bajos fondos, hipotecamos nuestra alma, nuestra libertad.

SAbiendo quienes somos, podremos en cada momento decir sí o no a los sucesos que vayan viniendo. Si no, seremos marionetas de la ultima moda, del ultimo gurú, ya sea espiritual o económico, del ultimo hombre o la ultima mujer que nos digan: "que guapo/a eres,qué inteligente"....de cualquiera que nos sobe el lomo a nuestro pequeño ego herido que no sabe quien es ni a donde va.

La corriente del Foro Social Mundial es la que mas me gusta, pero soy consciente de que no deja de ser tambien "paradigmática". Otro tipo de paradigma que tambien surge de la actual globalizacion. El Estado Red que diría Manuel Castells. El tejido en red que se da en lo local, en lo grupal, como alternativa a lo global, no deja de ser un paradigma mediático, que no sabemos hasta que punto no está tambien manejado por los popes de la manipulación mental que dominan el mundo. Lo han dominado y lo dominará.

Desde los primitivos guías de la tribu, pasando por los sacerdotes todopoderosos de las sociedades antiguas, hasta los actuales políticos, siempre ha habido un selecto grupo de mentes libres, que conociendose a sí mismos y por ende a los otros, han sido capaces de manipular a la humanidad.

Y ha sido precisamente no permitiendo que nos conozcamos, propiciando que tengamos miedo al autoconocimiento, a la autonomía, como nos han puesto las cadenas. Por eso me gustan mucho los escritos de los viejos anarquistas, como Kropotkin o Bakunin, o Malatesta, apenas conocidos en la actualidad, quienes sin embargo, pusieron en compás de igualdad el trabajo con la personalidad y el comportamiento en el grupo. La ideología anarquista propiciaba sociedades libres en las que el sujeto era responsable por sí mismo y por los demás, y es ese sentimiento de responsabilidad social el que nunca ha hecho mella en los grupos humanos.

La gente del Foro Social Mundial hace cosas interesantes, pero no deja de tener comportamientos similares a los personajes de otras instituciones, ya sean gubernamentales o no gubernamentales.

Hace un par de años, antes del encuentro de Nairobi, yo me encontré con ellos en un hotel de cuatro estrellas muy exquisito y caro en pleno centro de Ginebra. Estabamos todos desayunando. Yo iba representando al estado español y ellos a sus reuniones pro Foro en Nairobi...escuché sus conversaciones...enontré el mismo engolamiento, el mismo sentimiento de exclusividad y de estar en posesión de la verdad que tenían mis colegas gubernamentales de otros estados que estabamos reunidos en la OIT (Organización Internacional del Trabajo). Les ví presumidos y prepotentes...disfrutando del mismo opíparo desayuno que yo...a mí me pagaba mi Ministerio de Relaciones Exteriores y Cooperación...¿quién les pagaba a ellos? ¿no podían ir a un hotel más barato y ahorrar así costes?

Estoy aburrida de ir a convenciones internacionales donde se gasta dinero a palas, y todos juntos, onegeros, políticos y demás pululantes, hablar y hablar....en realidad para nada.

Hay ONGs a kilos, las conozco bien pues trabajo en la institución quedo les paga sus humanitarias acciones en teoría, y conozco perfectamente las burocracias en que se han convertido, a base de chupar de la teta estatal o de algunos filántropos ricos, que sienten limpiar sus conciencias por apoyar tal o cual proyecto en Guatemala, India , Senegal, o donde sea...

Pero no están dispuestos a cambiar su estatus, su modus vivendi. Ahorrar energía. Vivir mas sencillamente. Alojarse en hoteles baratos...no...vamos a arreglar el mundo con el dinero de otros, preferiblemente de los contribuyentes, encima creyendonos este mundo y el otro porque "somos listos"...estamos en la "vanguardia" de los movimientos sociales...sí, ahora está de moda pertenecer a una ONG..¡¡¡ y luego...qué..? qué otra moda vamos a abrazar para seguirnos creyendo por encima de los demás?

Curiosamente , en mis ya largos años de trabajo en la Cooperación al desarrollo, donde he encontrado gente mas auténtica y entregada, ha sido en las organizaciones religiosas humanitarias, sí, de esa Iglesia que tan poco te gusta¡ Son mucho mas auténticos y menos voraces que las ONGs laicas que en realidad funcionan como empresas de la "solidaridad"...vaya mundo perverso este que nos hemos montado¡

Por cierto, en relación con tu anterior temática, no se si sabes que la Iglesia de base de España, que congrega a miles de cristianos no acordes con el rumbo que ha tomado la curia eclesiástica en estos ultimos tiempos, han hecho un manifiesto muy comprometido y audaz donde cuestionan los ultimos planteamientos...entre ellos el del aborto...y abogan por la vuelta al Concilio Vaticano II...muy interesante esta posicion de miles de cristianos, y buena muestra de que cristianos justos y tolerantes, pensantes y dialogantes...habelos hailos..:)..y tengo el orgullo de contarme, a mi manera, ecléctica, pero cristiana, entre ellos..

Lo que quiero, en resumidas cuentas decir, es que el cambio social y económico tiene que ir parejo con un cambio en la mentalidad y en la conducta humana. Si no, cualquier movimiento social por bueno que parezca, seguirá siendo una farsa más...lleno de egos henchidos estilo pavo real.

Y ese cambio tiene que ser audaz, valiente, desarmando estructuras mentales impuestas o genéticas, que lo mismo me da...para desmontar este sistema tenemos que desmontarnos a nosotros mismos y volvernos a crear...sin miedo a ser quienes somos, aunque eso nos suponga romper con todo lo establecido, con amistades falsas o parejas perversas...pero claro, ese es el principal escollo del ser humano:

EL MIEDO A LA LIBERTAD. Lo que nos hace esclavos.

Espero haberme explicado mejor. No quiero terminar mis comentarios sin agradecerte sincera y profundamente el esfuerzo que haces por plasmar tus inquietudes. Me ha motivado a hacer estas declaraciones, que al tiempo que las escribía ni yo misma daba crédito de que me estuviera "entusiasmando" en plasmar mis propias ideas a mi vez, dado que estoy en una época de mi vida en que ya ni siquiera me apetece hacer esfuerzos por manifestar mis pensamientos, tan desalentada me siento, y tan ínútil, ante el aborregamiento general de la humanidad...y sobre todo ante los disfraces que tan a menudo se toman como auténticos.

Ha sido un placer leerte y animarme un poco a sacar ese espíritu rebelde que he tenido toda mi vida y tendré. La autenticidad, la justicia, la etica, la libertad son mis enseñas. Por ellas he tenido que sufrir mucho y supongo que sufriré porque por mucho que me esconda o quiera pasar desapercibida, el fuego de la verdad me sigue inflamando ante la injusticia, y no me pienso callar cuando tenga que decir mi verdad...

Menos mal que ya no nos queman en la hoguera...aunque..nos queman de otra manera¡ ;-)

Un abrazote