viernes, abril 10, 2009

La financierización

Al estancarse la Producción y bajar los Beneficios (si la gente no compra los precios bajan), los ricos se empezaron a poner nerviosos. ¿Cómo seguir aumentando el Beneficio si no hay gente que compre? Gran dilema.

La solución apareció en el sistema financiero. En la teoría clásica, la financiación (los créditos, los fondos de inversiones, la bolsa) sirve para poner en contacto a los capitalistas que tienen dinero con los empresarios que lo necesitan para usarlo para producir. Pero en la práctica, también sirve para especular: jugando con la oferta y la demanda, compro barato y vendo caro. Y he obtenido Beneficio, de forma mágica puesto que no se ha creado en realidad ningún bien útil. Sin embargo, el PIB aumenta, puesto que se están comprando y vendiendo cosas por dinero, aunque esas cosas sean fantasmas.

El caso es que los poderosos vieron ahí una forma de seguir aumentando Beneficios y Producción indefinidamente: ya no hace falta que nadie compre cosas. Nos ponemos a jugar con los numeritos y vamos aumentando las cantidades sin que estén apoyadas en nada físico; sólo hace falta que los inversores sigan confiando en el juego y sigan apostando.

Esta vez, el sistema funcionó tan bien que en las siguientes décadas hubo otro boom económico (los 80 y los 90), aunque ahora con menos impacto en la gente de "a pie", que veían que en medio de tanta prosperidad seguían teniendo empleos cada vez más precarios y el dinero más justito, puesto que la producción "real" seguía estancada.

Pero claro, este mecanismo también tiene un inconveniente grave. Al no estar apoyado en ningún valor real (sólo la agricultura, la industria, el comercio y los servicios crean valor nuevo), los beneficios especulativos son muy inestables. Ante cualquier pequeña desconfianza de los inversores, se volatilizan de golpe como una burbuja que explota. Con lo cual, la prosperidad de esta etapa era cíclica: estaba basada en subir artificialmente el precio de las mercancías y vender justo antes de que la realidad fuerce la "corrección" a la baja del precio hasta su valor real. Cuando se juntan varias correcciones gordas a la vez, aparecen las "crisis". Desde los años 80, el mundo ha ido saltando de burbuja a crisis, y luego a una nueva burbuja, cada vez más gordas.

No hay comentarios: