miércoles, abril 29, 2009

Javier Ortiz

Hoy ha muerto Javier Ortiz.

Hoy soy un poco más huérfano.

Podría lamentarme de por qué tienen que irse los buenos cuando hay tanto mal bicho por ahí; podría cabrearme con él por abandonarnos tan pronto y tan de repente. Podría sufrir el vacío que siento ahora y que sé que nunca se va a llenar.

Pero sólo tengo derecho a dar gracias por el tiempo que tuve el honor de compartir con él, a quien jamás conocí en persona pero que sentía y siento como parte de mí.

Era algo casi inencontrable hoy día:
era un hombre honesto.

3 comentarios:

Elbereth dijo...

Te acompaño en el sentimiento, querido Andrés, me siento solidaria contigo cuando hace apenas unos días he perdido a una gran amiga que se ha ido al igual que Javier Ortiz, prematuramente, dejando mucho dolor en mi corazón, como bien sabes. No he seguido mucho los pasos de Javier, pero sí recuerdo sus epocas del MCE y de la Platajunta, esos "jabatos" que consiguieron crear una democracia cuando no existía en España,,,pienso, como tú, que porque tienen que irse los buenos cuando hay tanto mal bicho por ahí...pero supongo que vienen, como mi amiga Paloma, como ángeles, a iluminarnos una parte del camino y luego siguen viaje porque esta dimensión es demasiado densa, demasiado perversa, poco honesta, como dices era él y desde luego mi amiga tambien lo era...nos dejan su semilla a ver si podemos aprovechar el ejemplo que nos han dado y luego, cumplida su misión, no pueden permanecer mas en esta dimensión, la de "Don Carnal y Doña Endrina"....así, siguen viaje...dichosos ellos...estos dias pensaba con fuerza que me sentía así y que deseaba ardientemente, con una vehemencia que hacia años no sentia vibrar en mi interior, seguir el mismo vaiaje que ellos han seguido. Estoy firmemente segura de que donde estan estan mejor que yo¡

Pero aqui seguimos y por algo será. No hay porqué quejarse ni hacer aspavientos, a seguir adelante como podamos, aunque a veces seamos remiendos y parches de continuas decepciones, dolores y sufrimientos...pero con esos remiendos hacemos de nuestra capa un sayo e incluso cobijamos a otros bajo nuestra maltrecha vestimenta...Si, la muerte y lo irremediable rondan hoy mi espíritu quebradizo y frágil hoy a mi vez.

Un poema de Lord Byron me inspira ahora para nuestras comunes pérdidas, para las pérdidas y desengaños de mi corazón, para el amor que aún a pesar de todo prevalece, vivo o muerto...¿donde está la diferencia, donde la separación?

CAMINA RODEADA DE BELLEZA

Camina rodeada de belleza, como la noche de climas serenos y cielos estrellados que recuerdan a sus ojos;

Y todo lo que es mejor de la penumbra y el esplendor
se juntan en su semblante y en sus ojos plenos de estrellas:
asi suavizada en esa tierna luz
camina rodeada de belleza,
así suavizada en esa tierna luz
que el cielo al ostentoso día niega.

II

Una sombra de más, un rayo de menos, apenas pueden disminuir la innombrable gracia que ondea en su cabello de oro, o suavemente relampaguea en su rostro:
donde los pensamientos con dulzura serena expresan
cuán pura, cuán querida es la morada interior de su alma profunda.

III

Y sobre esas mejillas sonrosadas, sobre esa frente despejada y luminosa, tan suave, tan sosegada, sin embargo elocuente, la sonrisa que triunfa, los matices que refulgen,
no cuentan sino de días en bondad pasados,
mente en paz con todo lo que está debajo,

¡CORAZÓN CUYO AMOR ES INOCENTE¡

Dedicado a ti y a tus pensamientos, a tu dolor, en esta noche de amor inocente.

Elbereth

Clito dijo...

Lo siento mucho por sus lectores, seguidores, familia y amigos.
Un afectuoso abrazo, Don Andrés.

Andres 2.0 dijo...

Gracias por los comentarios y por la poesía. Ahora, transcurridos unos días, se nota como efectivamente la vida sigue y los que aquí quedamos seguimos viviendo nuestra vida como mejor vamos pudiendo, a veces más arriba o más abajo.

Pero me gustaría señalar, para que conste aquí también, el efecto que ha producido en sus seguidores y amigos, que se ha demostrado que somos muchos. Y es que desde luego hay personas que aunque nos abandonen en cuerpo físico, su impacto en el mundo ha sido tan fuerte que siguen estando presentes.

Si alguien tiene curiosidad, podéis ir otra vez a la página donde se informaba de su fallecimiento, y podréis comprobar que hay literalmente cientos de comentarios, todos ellos llenos de halagos que ya querrían para sí muchas personas tener uno sólo. Tanta afición producía y tanta gente nos hemos sentido vacíos y hambrientos de lo que el nos dio, que sus amigos han hecho algo fascinante: han decidido seguir manteniendo vivo su blog.

A partir de este momento, cada día van a ir subiendo textos de Javier, extraidos de su inmenso archivo (escribió mínimo una columna al día, todos los días sin excepción -llegaba a tener siempre una reserva de varios artículos genéricos para poder seguir actualizando diariamente incluso estando indispuesto-). Además de otros comentarios escritos por otras personas a modo de homenaje. Aquí hay uno bastante majo para quien no conociera a Javier.

Desde aquí reitero de nuevo mi agradecimiento a las personas que van a seguir manteniendo su luz viva, y a todos los amigos que apoyan la iniciativa. Aparte de, claro, a nuestro amigo por ser como fue. No todo el mundo tiene una despedida así, y una reacción como ésta.

Por cierto, seguro que él se habría cachondeado bastante de tanto revuelo, y habría escrito un artículo mordaz y con mucho humor al respecto.