domingo, enero 22, 2006

Hola

Bueno, aquí estoy por fin.

Un nuevo blog ve la luz del día. Uno más en la blogosfera, aunque es importante al menos para mí, más que nada porque es el mío... ¿Y para los demás? Ya se irá viendo.

¿Quién soy yo? Por ahora no voy a dar muchos detalles. Llevo bastante tiempo pululando por ahí, desde antes incluso de que existiera Internet. Tengo unas cuantas identidades, pero no quiero hablar de ellas aquí. Baste decir que soy Andrés 2.0; un ser renacido, que de alguna manera empieza a existir en este momento por el poder generativo de estas palabras. Los que me conocen supongo que se imaginarán por qué lo del 2.0. Si no, quien tenga curiosidad que pregunte.

¿Y de qué va este blog? Bien, eso es algo que se irá desarrollando también, aunque algunas cosas sí puedo decir. En primer lugar, no hablaré aquí de mi vida cotidiana; para eso buscaré otros espacios. Hablaré de muchas de las cosas que bullen por mi cabeza... soy lector desde hace muchos años, llevo tiempo interesado en el género del ensayo y en la política, y desde hace poco en la filosofía y la espiritualidad (dicho esto de forma muy genérica) aunque no me considero ningún tipo de erudito. Más bien soy un hombre curioso, alguien con ganas de entender algo mejor este complejo y fascinante mundo en que vivimos, y que después de tanto tiempo de darle a la batidora que llevo sobre los hombros, tiene ganas de exponer ante el público algunos partos mentales que han ido brotando de ahí. Espero que, si son de interés para alguien, sirvan para generar debates con otros blogeros y enriquecernos mutuamente. Y si no, pues nada, la salida está a un click de distancia, y al menos me habrá valido para desahogarme un poco...

El diseño visual es mío, es muy sencillo porque quiero que el aspecto sea ligero y claro como la luz del día, la misma que quiero llevar a los temas presentados. Imagino que lo iré puliendo poco a poco, pero sin añadirle mucho más. Si a alguien no se le ve bien en su pantalla, que me de un toque.

Hay un aviso importante, eso sí. TENGO MUY POCO TIEMPO para dedicar a esto. Este proyecto ha sido retrasado múltiples veces hasta que encontrara la ocasión de dedicarle la atención que se merece. Esta ocasión no ha llegado, pero debido principalmente a la insistencia de cierto silvano que hay por ahí (y también a que el bullicio de ideas dentro de mi cráneo parece ya una olla a presión), me he decidido a arrancar. No garantizo, pues, ninguna frecuencia de publicación, ni tampoco garantizo que vaya a contestar todos los comentarios en un tiempo razonable (o que vaya a contestarlos en absoluto). De hecho, me he planteado si admitir comentarios o no, pero bueno, probaremos a ver qué tal, si me agobio mucho quizá los quite, aunque espero que no. Los temas que pienso abarcar aquí son complejos, y no creo que la zona de comentarios sea un buen lugar para debatir sobre ellos. Si alguien tiene interés en alguno, os invito a que respondáis en vuestros propios blogs y utilicéis el "trackback" o enlaces inversos.

Eso es todo por ahora. Espero que algunas de mis conclusiones resulten, cuando menos, sorprendentes. Gracias por vuestra atención.

4 comentarios:

Eleder dijo...

Saludos del silvano ;) Y mucha suerte con este proyecto, Andrés.

De todos modos, seguimos teniendo un montón de cafeterías para poder compatibilizar estas discusiones y las verticales; cuando quieras buscamos un día :)

Por cierto, me tienes que enseñar a hacer trackbacks :D

¡Hasta ahora!

JR dijo...

Te seguire estrechamente la pista.
Un abrazote

Altariel dijo...

Una lectora más. ;)

Andrés 2.0 dijo...

Gracias, al silvano y a los otros, por los ánimos :D

A ver qué sale de todo esto. Y lo de las cafeterías lo haremos en seguida, en cuanto termine de averiguar cómo desdoblarme en varios clones y hacer más de 7 cosas a la vez, que es mi límite actual. Toi en ello.

Lo de los trackbaks, si estás en blogger, es tan fácil como pulsar abajo donde pone "crear un nuevo vínculo", poner tus datos de acceso y crear una entrada nueva en tu blog. Si estás fuera se puede hacer también, pero no recuerdo ahora cómo.