domingo, septiembre 23, 2012

Otoño caliente (II)

Y la crisis sigue...

Yo ya me he aburrido de informarme sobre los "progresos" de la crisis. Quien quiera un resumen en lenguaje clarito, que se mire el programa de Jordi Évole del domingo pasado. Quien quiera algo más profundo, que bucee por Internet, que hay carretadas industriales de datos.

Mis conclusiones son que las medidas institucionales nos dirigen hacia, como mínimo una larga depresión y una España convertida en un país del tercer mundo (si no algo peor), y que nuestros líderes oficiales no van a cambiarlo (ni quieren ni pueden).

El cabreo crece

Cada vez más gente sigue tomando consciencia de esto, bajando el apoyo a los políticos y aumentando la rabia.
  • Los sindicatos están casi tan desprestigiados como los partidos políticos, pero aún así la manifestación del pasado 15s movilizó masas, incluyendo el bloque crítico. Sobre todo como pataleo, puesto que las reivindicaciones eran bastante ridículas. ¿Qué ganaríamos con un referéndum, si de todas formas lo van a ignorar?
  • Para el próximo martes 25s hay otra convocatoria mucho más contundente: Ocupa el congreso. El mensaje es que para avanzar lo primero que hay que hacer es echar a todos nuestros gobernantes (PP, PSOE y partidos bisagra) y comenzar un proceso constituyente. Lamentablemente, la sociedad española aún no tiene fuerza para conseguir esto como lo hicieron en Islandia, así que la coordinadora que lo promueve tiene claro que lo del día 25 no es más que el principio y habrá que hacer mucho más.
Ha habido bastante desinformación y manipulación en torno a esta propuesta, por lo que recomiendo ir a las fuentes: el manifiesto de la Coordinadora 25s y las preguntas frecuentes. Si seguimos con dudas, en esa web (bastante bien hecha, para variar) tienen toda la información, actas y hasta vídeos de sus asambleas. Recomiendo también no hacer mucho caso a la Plataforma En Pie, porque su propuesta es más ingenua y chapucera (aunque la han mejorado). Me hubiera gustado que hubieran conseguido consensuar una propuesta única, pero al parecer han decidido mantener su plan original por separado.

Preparando un plan para después

Si conseguimos hacer dimitir al gobierno y poner a alguien un poco más razonable, y democrático, habrá que ver qué propone el pueblo. Y aquí entra en escena Julio Anguita y su Frente Cívico. El objetivo es intentar movilizar y poner a pensar a la inmensa mayoría de la población (tarea insólita en este país). Para ello se está montando una red de asambleas locales en toda España, para debatir y buscar aquellos puntos de acuerdo, esas ideas que pueden llegar a conseguir un consenso masivo, y esa fuerza de una gran mayoría ciudadana unida y con unas ideas claras, que pueda llegar a enfrentarse al poder que nos está asfixiando y empezar a construir algo nuevo.

El pasado jueves 20 se constituyó formalmente el Frente a nivel general, y está previsto el 7 de octubre constituir el de Madrid. A partir de ahí, comenzará el debate en sí sobre los 10 puntos del programa.

Y definiendo el mundo que queremos de verdad

En paralelo a todo esto, la estructura de asambleas del 15M sigue construyendo paso a paso un sistema nuevo. Una de las propuestas más interesantes del grupo de trabajo transversal en Toma Madrid es el plan de consumo responsable, huelga y boicot. La idea es potenciar las redes de consumo responsable como forma de abandonar el sistema consumista/capitalista y con ello facilitar la convocatoria de huelgas de consumo y boicot a productores explotadores o antiecológicos.

Y por otro lado, el movimiento internacional por el Decrecimiento ha tenido su congreso internacional en Venecia estos días, para avanzar en la crítica al modelo productivista actual, basado en el crecimiento, el despilfarro y la acumulación, y proponer uno nuevo más justo, respetuoso con el planeta y mejor para todos. En Decrece Madrid hemos enviado una nutrida delegación, que pronto nos contará sus experiencias.